CON SABOR A POCO

El Puyutano se conformaba con el empate, pero a los 45 minutos del segundo tiempo Álvaro Veliez puso el 1-0 para darle la victoria al conjunto mendocino.

Un sabor amargo consiguió traerse el equipo de «Copito» Andrada de su viaje a Mendoza. Pese a haber jugado 60 minutos con un hombre más por la expulsión a los 35 del primer tiempo de Luis Daher, no pudo vencer la valla del Cruzado y para colmo terminó perdiendo cuando el partido se moría.

El Puyutano tuvo varias oportunidades para abrir el marcador en la primera parte, pero por fallas en la definición no pudo conseguirlo. La expulsión de Daher fue por una fuerte patada sobre Joanthan Lastra que se iba derechito al gol y el jugador de Maipú lo tuvo que bajar sí o sí. Luego, como todo el partido, Sportivo desaprovechó las pelotas paradas.

En momentos en que se conformaba con el empate que lo dejaba en buena posición para definir la serie en el Serpentario, apareció Álvaro Veliez a los 45 minutos del complemento tras un pelotazo que controló entre dos defensores de Desamparados para sacar un remate de zurda que se metió en el palo derecho del arquero Martín Perelman que nada pudo hacer.

Ahora el Víbora deberá salir a buscar la victoria el próximo fin de semana como local si quiere continuar con chances de ascender al Torneo Nacional B. Para eso deberá ser más agresivo y hacer pesar la localía para avanzar a los cuartos de final del torneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *